7 marzo 2013 | Europa / Franceses / Históricos / Rally

Esos cilindros mágicos: Panhard 24 CT de 1964

Voilá! este Panhard 24 de 1964, el último modelo fabricado por la marca, que ya bajo el control de Citroën quedaba asfixiada ante las restricciones de ésta ante su desarollo de nuevos productos, relegándola a un fin inevitable que llegaría pocos años después. El motor, por mucho que pueda asemejarse en estructura al clásico bicilíndrico Citroën, no tiene parangón en cuanto a entrega de potencia y elasticidad. Ayuda también a ello la aerodinámica carrocería y el aligeramiento de peso al que estos coches estaban condicionados.

panhard 24 ct

Este ejemplar corresponde al modelo CT, C por “corto” y la T por un equipamiento interior más rico y un motor potenciado hasta los 50 CV. Recordemos que el dos cilindros opuestos cubicaba tan sólo 848 cc, dando tal potencia a casi 5.800 vueltas y con una compresión que se antoja baja (8,3:1), alimentado por un carburador sencillo. Gran parte de esta depurada técnica la heredó pocos años después el exitoso Citroën GS, y en general la marca absorbente se benefició e hizo suyos muchos de los proyectos que se encontraban en la mesa de dibujo de la Panhard.

El interior de los Panhard es muy personal, y éste se encuentra en bastante buen estado. La combinación de colores es bastante clásica, pero ya la línea del coche, estilizada, aerodinámica y muy personal se encargan de llamar la atención. Como curiosidad, los marcos de parabrisas y lunetas van anclados a la carrocería del coche, como si fueran una especie de perfiles “hincados” dentro del cuerpo del vehículo.

Lo podemos encontrar en Le Bon Coin de Yezure, Francia. El propietario pide 12.000 euros por él, asegura que tiene sólo 98.000 km estando el motor rechecho a 90.000 km, y que está completamente de origen. No es precisamente barato, pero estaremos conduciendo el último reducto de un importante pedazo de historia del automovilismo como es la casa Panhard.

Mostrando 0 Comentarios »

No comments yet.

Escribe un comentario